fbpx

Por qué ser un buen camaleón
en tu negocio es importante

Te cuento por qué ser un buen camaleón en tu negocio
puede llevarte a lograr el éxito pase lo que pase.

Descubre todas las claves aquí.

Si el 2020 nos ha enseñado algo, es la importancia de ser un buen camaleón en tu negocio. Adaptarte a la marea, como suele decirse, y ser capaz de dar al cliente lo que demanda. La exigencia de ser y contar con personas multitarea en en el equipo es la nueva naturaleza de las empresas.

El cambio más importante desde entonces es que hemos digitalizado la empresa. La presencia en el mercado digital es clave si quiere asegurar los próximos pasos. Hoy las personas valoran el escaparate digital como parte de la credibilidad de todo negocio y pueden llegar a desconfiar si no están actualizados. Por lo que saber utilizar tus dotes de cambio en un medio ambiente digitalizado es vital.

Esta forma de trabajar va a traerte muchísimas ventajas. No sólo porque el mundo digital cambia a gran velocidad, sino porque podrás afrontar tu proyecto con una actitud totalmente diferente.

Y como siempre estoy pensando en formas de ayudarte a crecer con tu idea, sabes que valoro la mentalidad como parte fundamental de cualquier emprendimiento, así que aquí van algunas claves que te ayudarán a ganarte un hueco con tu trabajo.

Las ventajas de ser un buen camaleón en tu negocio

A veces vale mucho la pena mantenerse a la espera y, como un camaleón, ser completamente invisible, camuflándote en el entorno. Si tu negocio va genial en este momento, ¿para qué arriesgarse?

Ese principio fundamental del emprendimiento se traduce justo en eso: cuando las cosas funcionan, déjalas ir y céntrate en mejorar los procesos. Eficiencia, visión o, como suele decirse, I+D+i. 

Si un emprendedor está tranquilo es que no está emprendiendo. Todos los negocios tienen ciclos y cuando nos encontramos en una etapa dulce, quiere decir que podemos levantar la vista para ver e invertir en pasos futuros.

¿Qué hago si mi sector me exige cambiar?

Puede suceder que, de repente, tengas que reinventarte por completo. ¿Qué pasó con quienes vendían pintalabios durante la pandemia? Pues eso, tuvieron que buscar y aplicar nuevas formas de venta. La vida cambia rapidísimo, y es crucial tener capacidad de adaptarte rápido.

La mejor forma de hacerlo es no es esperar a que las cosas se tuerzan.  Con la vista puesta en los indicios que mostraban el camino llevábamos años hablando de la importancia del marketing digital, hasta que llegó la vida y nos obligó a cambiar.

Fórmate constantemente, estudia a tu competencia y las tendencias, mantente en guardia como un rsatreador de oportunidades y no dejes de cultivar tu proyecto como quien cuida un jardín. Así, los frutos no se quedarán sólo en el corto plazo, sino que habrá cosecha año tras año.

Recuerda, además, que si te adaptas y procuras estar en la vanguardia, tendrás una actitud más abierta. La renovación, el cambio y lo diferente pueden intimidar, pero también son una oportunidad genial para disfrutar evolucionando.

¿Te adaptas bien a esos cambios de ritmo? Si es así, no dejes de contarme cómo lo haces en los comentarios.

¡TE INVITO A SEGUIRME LA PRÓXIMA SEMANA!

¿Hay algún tema más que te gustaría que tratara en próximos post?

No olvides seguirme en redes sociales (Instagram, WhatsAppFacebookLinkedinTikTok Youtube).

 

¡FELIZ SEMANA!

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0.00